Estrategias para reducir la procrastinación en el trabajo

Eres de los que en el trabajo dejan para el último momento aquella tarea que tanto te molesta y sabes que al final tienes que acabar haciendo igualmente? Te distraes con cualquier cosa antes de cumplir con tus responsabilidades? Si es así, tienes un problema de procrastinación.

Leer más

Consejos frente a la desmotivación y el aburrimiento

La mayoría de las personas, en algún momento de su vida, siendo o ha sentido desmotivación en alguna faceta de su vida. Desidia y aburrimiento, estados apáticos y pocas ganas de hacer cosas. Si te pasa esto o quieres evitar que te pase, aquí va una serie de consejos para motivarte y recuperar la energía.

En primer lugar, cambia tu manera de pensar. El cambio más importante de todos es el mental. Si cambias tu forma de ver las cosas, cambias tu estado de ánimo. Puedes cambiar la forma de ver las cosas y empezar a pensar en positivo ahora mismo en lugar de quejarte. Cambia tu diálogo interior y fíjate metas. Enfoca’t en lo que quieres en lugar de lo que no quieres. Piensa en positivo!

En segundo lugar, practica alguna actividad física: yoga, natación, ir a correr o hacer una caminata. Para evitar el aburrimiento, lo mejor es reducir la inactividad y la monotonía. Por ello, te recomendamos, además de pensar de manera más positiva, moverte y hacer cosas que te gusten. Es un buen momento para hacer un poco de ejercicio y actividades varias.

En tercer lugar, haz algo nuevo. Comienza un hobby o participa en alguna organización o asociación.Cuando salimos de la rutina, salimos del aburrimiento. Se trata de introducir alguna novedad en tu vida. Hacer algo nuevo o vieja, pero que tenías olvidada. Alguna actividad que te relaje o te estimule es de gran ayuda para sentirte mejor. Por un lado, nos distraemos, y por otro lado, recuperamos energía y reducimos el estrés.

En resumen, podemos salir del aburrimiento y de la desmotivación introduciendo algunos cambios saludables y beneficiosos para ti. Es decir, piensa en positivo, realiza actividad física, plantéate nuevas metas y haz algo nuevo. Di adiós al pesimismo!

Claves para superar la vuelta al trabajo

La vuelta al trabajo llega cargada por la ilusión de un nuevo ciclo profesional, pero el síndrome postvacacional produce efectos desagradables en el ámbito emocional. Sin embargo, estas molestias generalmente tienen una intensidad leve. Surge la pereza lógica al pasar del ocio estival a la actividad laboral. Estos consejos prácticos te ayudarán a adaptarte en positivo a la reincorporación al trabajo:

1. Elabora una lista con aquellos momentos cotidianos que representan un momento de evasión positiva en tu agenda diaria. Por ejemplo, un paseo diario, el placer de una infusión relajante, un rato de lectura o buena música a primera hora.

2. Reorganiza tu agendadando prioridad a los asuntos urgentes respecto de las tareas secundarias.

3. Trate volver dos días antes de tus vacaciones para hacer los preparativos de esta vuelta al trabajo desde la comodidad de tu casa. Llega el momento de preparar la ropa para el trabajo, comprar nuevo calzado, tomar decisiones de conciliación y elaborar los menús semanales.

4. Encuentra tiempo para desconectar apuntando a alguna actividad de ocio semanal. Por ejemplo, apúntate a clases de pintura, una actividad deportiva, un taller de teatro o cualquier temática que te guste .

5. Un taller de risoterapia incrementa tu salud laboral en convertir el sentido del humor en una auténtica terapia de bienestar frente de este estrés postvacacional.

6. Observa el lado positivo de este mes de septiembre, que es un nuevo horizonte hacia tu desarrollo personal y profesional. Ilusiónate con nuevas metas, objetivos realistas y proyectos que te ayuden a evolucionar.

7. Iniciar la jornada con aquellas tareas que suponen un alto nivel de concentración. Combina actividades de mayor intensidad con otros más mecánicas y rutinarias. Así compensas tu nivel de esfuerzo a lo largo de la jornada.

8. Estrena la nueva temporada con un calzado cómodo, ya que la molestia de unos zapatos incómodos que produce algún tipo de rasguño produce un malestar al caminar que agrava aún más las dificultades del síndrome postvacacional.

9. Tu pilar en esta vuelta al trabajo debe girar en torno a una alimentación sana con altas dosis de frutas y verduras de temporada. Practica alguna actividad física de forma moderada y descansa. Intenta no meterte en la cama después de las once de la noche. Realiza un ejercicio de relajación antes de meterse en la cama. Cuida el orden en tu dormitorio para que el entorno externo influye de forma directa en tu bienestar interno.

10. Fomenta el compañerismo en el trabajo. Pone en práctica la comunicación asertiva, porque cuando tu nivel de integración mejora en el trabajo, también reduces los niveles de estrés gracias al refuerzo de autoestima de los lazos sólidos.

Estos diez consejos útiles te ayudarán a incrementar tu actitud proactiva en esta vuelta al trabajo.

10 errores que comete una empresa en cuadrar las vacaciones de sus empleados

Se acerca el verano y, con él, las empresas planifican las vacaciones de los empleados con todo lo que ello implica. Seguramente conocerás a alguien que haya tenido problemas con la planificación de sus días libres con la empresa y es que el 85% de las compañías admiten tener dificultades en esta tarea. A continuación, te contamos los diez errores más frecuentes sobre este tema y algunas soluciones que una empresa debería tener en cuenta.

Los errores más frecuentes

Una duplicidad de las tareas es el primer error que cometen las empresas y es que varios departamentos realizan las mismas tareas que hace el departamento de recursos humanos, dando lugar a una pérdida de tiempo y rigurosidad. Esto provoca que las empresas, muchas veces, se olviden del empleado con los perjuicios que a ti te implica y es que se aceptan todas las solicitudes que llegan descontroladamente sin coherencia respecto a las aceptadas anteriormente. Otro punto que constituye una pérdida de tiempo es destinarlo en labores infructuosas.

Otro error que suelen cometer las empresas es la antelación excesiva, ya que en hacerte decidir períodos de vacaciones demasiado pronto, se exponen a que después tengas que hacer varias modificaciones para adaptarte a los imprevistos que van surgiendo en este largo espacio de tiempo.

El uso de software obsoleto, como Excel, provoca también una pérdida de tiempo. Hay programas que optimizan este proceso, llevando a cabo la tarea de manera más rápida y eficiente. Pero igual de negativo que usar un software obsoleto es usar un demasiado complejo, ya que no seríamos capaces de utilizarlo de forma óptima.

 

A pesar de la cantidad de programas existentes, es posible que aún tengas tenido que justificar una baja mediante un papel. El uso del papel es otro error, ya que lo idóneo sería digitalizar los justificantes. Por este motivo, suele haber poco control de las ausencias y muchas empresas deciden compensarlas con días de las vacaciones, algo que te puede suponer un problema.

Un último punto de conflicto que puedes haberte encontrado es la falta de comunicación entre el empleado y el departamento o la empresa de recursos humanos.

Posibles soluciones

Para obtener un refuerzo temporal en esta época de planificación de las vacaciones de los empleados, una posible solución es establecer un partner en recursos humanos, que consiste en un papel estratégico que constituye un punto de contacto entre la función de recursos humanos, la dirección y el colectivo que gestione la organización, cohesionando los departamentos y colaborando en la estrategia.

Otra posible solución es establecer políticas claras. Si se establecen picos de trabajo en los que un sitio no puede quedar desatendido y se detallan los procedimientos para pedir permisos, bajas laborales y vacaciones, tendremos más claro cómo gestionar esta tarea, garantizando la imparcialidad y la transparencia.

7 consejos para gestionar tu marca personal

Trabajar tu marca personal es una oportunidad para destacar entre otros candidatos. Te ayudará a darte a conocer y atraerá empleadores interesados ​​en incorporarte a sus empresas para que te reconocerán como experto en tu sector. Pero para ello debes asegurarte de que la desarrollas correctamente. Sigue los consejos del equipo de ITM para gestionar tu marca personal y acabarás viendo resultados.

Analizar la situación

Tu marca está escondida en tu interior, sólo tienes que saber mostrar públicamente. Pero no puedes hacerlo sin analizar antes la mejor manera de dar a conocer. En esta primera etapa para desarrollar tu marca personal, te recomendamos:

1. Conocerte a ti mismo

Es evidente pero algunas veces estamos tan obsesionados por encajar en el entorno y agradar a los jefes que nos olvidemos de ser nosotros mismos. La marca personal se basa en la honestidad así que no sólo engañas a tus futuros empleadores, también a ti mismo. Te acabarás cansando de fingir y entonces tu reputación quedará dañada porque habrás mentido demasiado tiempo.

Sé coherente con lo que quieres profesionalmente y puedes ofrecer al mercado. Pero sin olvidar tu pasión, lo que te hace levantar cada mañana y en el que piensas antes de irte a dormir porque seguramente será el que te hará un profesional diferente del resto. Este será el nicho o especialización en el que tienes que centrarte.

2. Documentar el proceso

Puedes dedicar muchas horas a pensar en algo, pero no es suficiente: debes ponerlo por escrito. Haz una lista y apunta tus objetivos profesionales, tus puntos fuertes y débiles, los mensajes que crees que te ayudarán a destacar, la forma de comunicarte … y las diferentes vías que piensas utilizar para conseguirlos (de seguida veremos algunas).

Establece plazos para que resulte más real, tanto a medio como a largo plazo. Una marca personal tarda cierto tiempo en consolidarse así que no tengas prisa.

Desarrolla tu marca personal

Después del análisis previo, ya puedes trabajar tu plan de acción. Puedes apuntar todas las ideas que tengas y más tarde priorizar para descartar las más complejas o las que menos puedan aportar a tus objetivos de empleo. Para tomar mejores decisiones, ten en cuenta nuestros siguientes consejos:

3. Elegir bien las plataformas

Hay muchos canales para darte a conocer, por eso tienes que elegir el que más te conviene y no necesariamente son todos.

  • Una web sencilla con la presentación de quien eres, portfolio y enlaces a otros canales es suficiente para establecer la base de tu marca personal.
  • Gracias a un blog podrás expresar más ampliamente tus valores y generar contenido para que Google te posicione en investigaciones relacionadas.
  • Las redes sociales pueden serte muy útiles, sobre todo LinkedIn, para conectar con las personas adecuadas. El objetivo es la calidad, crear una red profesional fuerte por sus eslabones y no por la cantidad de ellos.

Cuida todos los detalles, tanto la imagen y diseño profesional como el estilo con el que publicas y al que sigues o enlaces. Todo ello transmite tu imagen y forma parte de tu marca personal.

4. Hacer networking

Ser activo en el mundo digital no quiere decir que tengan que perder las buenas costumbres y el networking es una muestra de ello. Puedes practicarlo en todas sus formas:

  • Online: relacionando con los contactos que ya tienes pero también buscando otros nuevos que te ayuden a llegar a tu objetivo. Compartir contenidos interesantes es una manera sencilla de llegar a ambos públicos.
  • Presencial: no dejes los eventos como congresos o charlas. Podrás entrar en contacto con los ponentes y con otros asistentes que como tú quieran ampliar su red. No olvides la tarjeta de visita!

Para aprovechar al máximo tus momentos de networking, practica tu pitch tanto en 140 caracteres para redes como ante otras personas. Cuanto más convencido estés tú de quién eres, mejor podrás proyectarse hacia el exterior y dejarás una huella más clara.

5. Ser constante

Como decíamos antes, crear una marca personal lleva tiempo. En realidad, lo que cuesta más es que la reconozcan personas que no te conocen. Por eso es tan importante mantener la constancia y coherencia en todo lo que haces, tanto online como en el mundo real. Por ejemplo, compartiendo únicamente contenidos relacionados con tu sector y presentándote sólo a aquellos procesos de selección que te acerquen a tu “trabajo objetivo”.

Un pequeño desvío en el camino que has elegido puede llevarte a perder el norte.

Medir tu marca

No sirve de nada crear un plan de acción si no tienes forma de valorar lo que consigue. Para medir los resultados de tus acciones y ver cómo evoluciona tu marca personal, te proponemos dos reflexiones:

6. Google es una parte

Los seleccionadores te buscarán en Google, tú también tienes que saber qué encontrarán. Asegúrate de que los resultados son los que quieres: tu página web debería ser la primera, seguida por los artículos de tu blog, entrevistas que te hayan hecho o artículos que hayas publicado …

Además de utilizar tu nombre como expresión de búsqueda, utiliza también el cargo o profesión que te representa y mira en qué posición apareces. No te obsesiones si sale también tu competencia porque posiblemente ellos lleven más tiempo que tú cuidando su marca personal. Poco a poco irás subiendo si inviertes tiempo en esto.

7. Las redes sociales son el otro

Hoy día tan importante es Google como las redes sociales. Y no sólo las profesionales como LinkedIn: Twitter, Facebook, Instagram, YouTube … todas forman parte de tu marca personal para que puedes aparecer en ellas, tengas o no en cuenta si otros hablan de ti. Revisa igual que has hecho a los buscadores que tu imagen sea coherente y mantén la calma si tu competencia vuelve a aparecer.

Nuestro último consejo para que tu marca personal sea un éxito es que empieces a trabajarla antes posible.